Aunque resulte poco conocida, la traducción jurada no es nueva en España. De hecho, la Oficina de Interpretación Lenguas ⸺departamento del Ministerio de Asuntos Exteriores del que dependen los Traductores-Intérpretes Jurados⸺, fue fundada en 1527 bajo en reinado de Carlos V.

Pero volvamos al presente. ¿Qué es una traducción jurada? Se trata de una traducción con carácter oficial. Este carácter oficial lo confiere el hecho de que está realizada un Traductor Jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Las traducciones juradas no tienen por qué poseer temática jurídica. Simplemente será necesario que la solicite alguna instancia oficial o que se requiera que el traductor dé fe y certifique la exactitud y la fidelidad de la traducción para con el original.

Traduccion_Jurada-Marbel_Traducciones.jpg

La otra gran característica diferenciadora de la traducción jurada es que se trata de un documento físico. Este tipo de traducciones irán selladas y firmadas en cada página por el traductor jurado y presentarán al final del documento la certificación exigida por el Ministerio. También deberán incluir una copia del documento original sellada y fechada. No obstante, a partir de la crisis derivada del COVID-19, se admiten las traducciones con firma electrónica, siempre que el documento vaya a presentarse también de forma telemática.

También es importante saber que las traducciones juradas nunca pueden realizarse entre dos idiomas extranjeros, sino que uno de los idiomas (origen o destino) tendrá que ser obligatoriamente el español. De este todo, si hubiera que traducir un documento del inglés al francés, primero tendría que traducirse de inglés a español y, a continuación, de español a francés, todo ello jurado.

En Marbel Traducciones somos expertos en traducción jurada. Si tiene cualquier duda al respecto, póngase en contacto con nosotros y le aconsejaremos sin compromiso lo que mejor le convenga.