La Unión Europea es un vasto territorio con una enorme diversidad cultural y lingüística y los idiomas que se hablan en cada uno de los países suponen una parte esencial de su patrimonio cultural.

Por ello, la Unión Europea posee 24 idiomas oficiales: alemán, búlgaro, checo, croata, danés, eslovaco, esloveno, español, estonio, finés, francés, griego, húngaro, inglés, irlandés, italiano, letón, lituano, maltés, neerlandés, polaco, portugués, rumano y sueco.

Los objetivos fundamentales de la política de multilingüismo de la Unión Europea son comunicarse con la ciudadanía en su propia lengua, proteger la rica diversidad lingüística de Europa y fomentar el aprendizaje de lenguas en Europa. Y esta política está consagrada en la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE.

Union_Europea-Marbel_Traducciones.jpg

 

En la práctica, ¿esto qué significa? Pues que cualquier nacional de la Unión Europea podrá utilizar cualquiera de las 24 lenguas oficiales para comunicarse con las instituciones de la UE, y las instituciones deberán responder en la misma lengua. Que los actos jurídicos y sus resúmenes estarán disponibles en todas las lenguas oficiales de la UE. Y que las reuniones del Consejo Europeo y del Consejo de la UE se interpretarán a todas las lenguas oficiales.

Todo esto conlleva un enorme trabajo de traducción e interpretación en la sombra con un coste aproximado de 1.123 millones de euros, lo que supone un 1 % del presupuesto de la UE. La Unión Europea emplea a unos 4.300 traductores y 800 intérpretes que aseguran que esta maquinaria lingüística funcione a la perfección.

Pese a la oficialidad de las 24 lenguas, bien es cierto que las lenguas de trabajo oficiales de facto siguen siendo el inglés, el francés y, en menor medida, el alemán. Mucho se ha hablado del estatus del inglés tras la salida del Reino Unido tras en Brexit, sin embargo, parece que poco probable que deje de ser lengua oficial ya que sigue siendo oficial en Malta e Irlanda, aparte de que es el idioma más común y utilizado en Europa por hablantes no nativos.

Por último, cabe señalar que el 26 de septiembre se celebra en la Unión Europea el «Día Europeo de las Lenguas».

Desde hace 20 años en Marbel Traducciones también abogamos por el multilingüismo y ponemos nuestro granito de arena para que los idiomas no resulten un escollo para nuestros clientes ni en Europa ni en ningún otro lugar del mundo.